Aprendé a diferenciar el interés compensatorio del punitorio

Enviado por Equipo Comparabien el Vie, 27/02/2015 - 13:20
Conocer estos conceptos te ayudará a tomar mejores decisiones al momento de solicitar un crédito.
  • Tasa de interés compensatorio:
  • También se les conoce como intereses resarcitorios y se refiere a los intereses que se pagan por el crédito que se solicidad que te facilitó el dinero devolviéndole algo extra, es decir, el interés que pagarás.
    Antes de solicitar algún tipo de crédito, es fundamental revisar la tasa de interés que te ofrece la entidad financiera, ya que esto determinará cuánto pagarás por ese crédito y si te conviene o no.

  • Tasa de interés punitorio:
  • También se le conoce como tasa de interés moratorio y se produce cuando el pago de la cuota correspondiente no se realiza en la fecha pactada. Estos intereses son mayores que los compensatorios porque se trata del incumplimiento de la obligación. Por eso siempre es recomendable tener presente las fechas de pago que se han establecido y realizar el pago antes o el mismo día. El interés punitorio será cobrado solo en caso de atraso, si realizas el pago mínimo del mes no se considera incumplimiento.

    La ley establece un límite para los intereses punitorios y es que no podrá superar el 50% del interés compensatorio que la institución financiera o bancaria haya pactado con el cliente.

Ambas tasas de intereses se aplican a las obligaciones contractuales, es decir, las que son derivadas de un contrato. Dentro de esta categoría entran todos los tipos de crédito (tarjetas de crédito, préstamos personales, créditos vehiculares, créditos hipotecarios, etc.).

Recuerda que en Comparabien puedes comparar todas las opciones que te ofrece el mercado para los diferentes tipos de crédito y elegir aquel que más te convenga (con una tasa de intereses menor). Ahora que conoces estos conceptos, podrás elegir la mejor opción.

Si quieres comparar tarjetas de crédito, hacé clic aquí.

Si querés comparar un crédito hipotecario, hacé clic aquí.

Si querés comparar un crédito automotor, hacé clic aquí.

Si querés comparar un préstamo personal, hacé clic aquí.