¡Atención millennial! Conceptos que debes conocer si quieres acceder a un crédito automotor

Enviado por Equipo Comparabien el Mar, 30/07/2019 - 11:21
¿Quieres dejar el transporte público y buscar tu propio auto? Si lo harás a través de un crédito automotor necesitas conocer algunos términos para lograr un buen trato.

Comprar coche nuevo sigue siendo una de las metas favoritas de los jóvenes de hoy. Pese a que el tráfico en Argentina no está en las mejores condiciones, tener un auto representa una señal de autonomía e incluso madurez. ¿Por qué? En primer lugar, porque involucra un compromiso duradero, es decir, estar seguro de la decisión que se tomará y asumir la responsabilidad que representa. Y, en segundo lugar, porque el crédito se obtiene justificando los ingresos y se deberá cumplir con los pagos mensuales establecidos.

Entonces, si has tomado la decisión de convertirte en propietario de un auto, estás dando un gran paso en la construcción de tu patrimonio. Para lograr que te aprueben el crédito automotor, es necesario que conozcas todo lo que involucra, así como los principales términos que vendrán con él. Pero no solo eso, también es importante que tomes la decisión correcta y sepas por qué un crédito te conviene más que otro.

¿Qué es lo que debes tomar en cuenta? ¡Presta atención a la siguiente lista!

1. Cuota inicial:
La cuota inicial es el monto que el banco no financiará y deberá salir de tu bolsillo. En la mayoría de casos, la entidad financiera suele cubrir el 80% del total, dejando un 20% que el usuario debe aportar al inicio a modo de cuota inicial. Para quienes son clientes habituales, muchas veces llega hasta el 90%, dejando solo un 10% que el cliente debe cubrir. Y en casos especiales, dependiendo de las condiciones y del perfil del solicitante, puede acceder hasta al 100% de financiamiento. Sin embargo, esto último implica que el crédito será más grande y por lo tanto, se pagará en un mayor plazo y producirá más intereses.

¿Qué opción te conviene más? ¿Tienes una cuota inicial ahorrada? Recuerda que este punto será importante al evaluar qué crédito te conviene más.

2. TCEA (Tasa de Costo Efectivo Anual)
Esta es la tasa que no solo incluye los intereses, sino que también toma en cuenta todos los gastos adicionales que se puedan producir en la duración del crédito, por ejemplo, seguro de desgravamen, seguro vehicular o las comisiones que la entidad pueda cobrar. Si conoces lo que significa, cuando compares las alternativas y busques el crédito que necesitas, no te dejarás llevar solo por la TEA (Tasa Efectiva Anual), ya que esta se refiere exclusivamente a los intereses, pero no te indica de manera real lo que pagarás al final del crédito.

3. Seguro de desgravamen
Este seguro está presente no solo en los créditos automotores, sino también en los personales, los educativos, los hipotecarios, etc. Básicamente, tiene el propósito de cubrir por completo la deuda de la persona en caso de fallecimiento. Este seguro es cobrado de manera obligatoria y se incluye en los costos del crédito.

4. Seguro vehicular
Este es otro seguro que también se incluye de manera obligatoria, ya que permitirá proteger el auto durante la vida del crédito, para asegurar que no sufra daños hasta que se termine de pagar. Algunas entidades te permiten seleccionar qué seguro quieres contratar, y así puedes escoger el que más te convenga, aunque la mayoría trata de que firmes el contrato con el seguro designado por el banco.

5. Plazo del crédito
En cuanto al plazo, debes saber que un auto puede ser financiado entre seis meses hasta 5 años. Y lo que te ayuda a determinar el plazo ideal es la cuota inicial que se debe pagar en cada caso. Mientras más corto el plazo, más alta la cuota, y viceversa. ¿Qué es lo indicado? Ni uno ni otro. Muchos dicen que el plazo ideal es tres años, pero en realidad se trata de encontrar un punto medio, donde la cuota sea un valor que puedas pagar, pero que no implique el plazo más grande, ya que terminarás pagando una cantidad fuerte de intereses.

Toma estos puntos en cuenta al evaluar los distintos créditos automotores del mercado, y recuerda que cada entidad puede incluso tener beneficios particulares. En algunos, si eres cliente, obtienes mejores condiciones. Entonces, es necesario tomar el tiempo para hacer un barrido de las alternativas y así determinar cuál es la ideal para ti y tu perfil.

¿Dónde encontrar las alternativas? Con el comparador de créditos automotores de Comparabien.com.ar.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

Comentarios