Blog de Consejos - Mi Casa

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro

En Argentina, el sueño de la vivienda propia sigue bastante vivo y no solo para quienes ya tienen una familia, sino también para muchos millennials que piensan en comprar un apartamento para así contar con una propiedad a la que puedan recurrir en el futuro.

Vivir con tus papás, a cierta edad, deja de ser bonito y empieza a ser incómodo. Y es que, al seguir estando “bajo su techo”, no logras ser totalmente independiente.

Si estás a punto de solicitar un crédito hipotecario para dar el gran salto de la casa o apartamento propio, debes tener en cuenta que no todo es color de rosa. ¡Pero todo lo bueno requiere esfuerzo! Y al final, te convertirás en el feliz propietario de un inmueble y aumentarás tu patrimonio.

Hacer el cálculo de la distribución de tu dinero es un punto muy importante que se debe tener en cuenta antes de solicitar algún crédito. Sin embargo, muchos no le dan importancia y prefieren seleccionar el monto y el crédito sin tomar en cuenta su situación. Después, en varios casos, terminan enfrentándose a deudas que no pueden pagar e incumplen con algunas de sus obligaciones.

Algunos piensan que adquirir una vivienda es algo de “adultos”, y por adultos se refieren a estar casado y tener hijos. Sin embargo, adquirir una vivienda estando en los veintitantos y siendo soltero, no es una locura. Por el contrario, se trata de un periodo bastante positivo para hacerlo y cada vez son más los que se animan a intentarlo.

Acceder a un crédito hipotecario es algo que ha tomado popularidad entre los jóvenes, los cuales se convirtieron en uno de los grupos más numerosos en acceder a este tipo de créditos para cumplir el sueño de la casa propia. Pero ¿habrá alguna diferencia entre comprar un departamento cuando eres joven que diez o quince años más tarde? La respuesta es sí.

Se trata de obtener la casa que hemos soñado, pero ¿eso quiere decir que debemos pagar esa hipoteca por el resto de nuestra vida laboral? ¡Claro que no! Y es que hasta para solicitar este crédito debemos tener ciertas consideraciones, a fin de asegurarnos de poder disfrutar de nuestro hogar cuando todavía estamos jóvenes.

Aunque muchos tengan otra idea, el crédito hipotecario es una opción de financiamiento que no solo entra a tallar cuando desea comprar una vivienda nueva. Hay muchos otros casos en los que se puede usar y aquí los detallamos:

¿El sueño de la casa propia te da vueltas por la cabeza pero aún hay varias interrogantes sin respuesta que te carcomen los nervios? Aquí resolvemos diez de las preguntas más básicas que suelen tener los usuarios.

1. ¿Cómo saber si estoy listo para comprar una vivienda?

Muchos hemos llegado al banco llenos de papeles y entusiasmados por recibir el financiamiento que estábamos solicitando, ya sea para una casa nueva, un auto, negocio o algún gasto relativamente grande que necesitábamos hacer. Media hora después nos encontramos saliendo por la misma puerta que entramos pero esta vez con resignación y tristeza: Nos negaron el crédito.