¿Cómo puede el ahorro ayudarte a mantener un buen historial crediticio?

Enviado por Equipo Comparabien el Dom, 10/03/2019 - 13:29

La principal razón por la que el historial crediticio de una persona comienza a transformarse en uno negativo son los atrasos en los pagos. Al no cumplir con tus obligaciones, las entidades financieras te reportan como un mal pagador. Esto es visible en las próximas evaluaciones crediticias que te hagan, cada vez que solicitas un crédito, ocasionando que tengas más probabilidades de que lo nieguen.

Pero, ¿de qué forma el ahorro puede ser una respuesta a esto? Básicamente, porque la razón por la que la mayoría de personas se atrasa en sus pagos es porque el presupuesto del mes no alcanzó. Ya sea por una emergencia o algún pago adicional que surgió y que no estaba planeado, el dinero no alcanza, y comienzan a retrasarse. Si esto sucede y la persona contara con un fondo de emergencias o algún monto ahorrado, solo sería cuestión de acercarse a su banco para hacer uso de ese dinero y así cubrir el impase sin atrasarse en sus obligaciones financieras.

Sin embargo, al no contar con dinero ahorrado, la única solución que ven es dejar de pagar y buscar de dónde sacar el dinero en el menor plazo posible, lo que incluso los lleva a pedir otro préstamo.

El sobreendeudamiento es otra razón por la que un buen historial deja de serlo. Cuando pides prestado más dinero del que puedes pagar, estás claramente sobreendeudado. Esto se hace porque el dinero no alcanza para cubrir los gastos y ven al crédito como única solución. Los préstamos son buenos cuando tienen un fin puntual y beneficioso, pero no pueden usarse para cubrir todos los gastos del mes.

Aquí nuevamente entra a tallar la importancia del ahorro, pues de haber tenido un monto X ahorrado, podrían recurrir a eso y no buscar créditos.

Pero, ¿todos pueden ahorrar? La respuesta es sí. Aunque muchos lo duden, es posible ahorrar cierta cantidad si prestamos atención a nuestros hábitos de consumo: qué compras, con qué frecuencia, qué actividades realizas, en qué gastas dinero, etc. Si ahorrar es lo que te propones, no importa el monto que ganes mensualmente, puedes lograr separar cierto porcentaje, pero para lograrlo debes prestar atención a tu propio consumo.

Además, tener una cuenta de ahorros que pague buenos intereses es ideal, pues así verás cómo tu dinero crece mes a mes y aunque sea de a poquitos, seguirá produciendo.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

Comentarios