Cómo usar la tarjeta y no pagar intereses

Enviado el Vie, 17/04/2015 - 17:17
Si conocés las reglas del dinero plástico, podrás ganar.
Cómo usar la tarjeta y no pagar intereses

Las tarjetas de créditos, cuando hemos elegido las que más nos convienen, son como esas amiguitas que nos facilitan las compras al no tener que pagar todo apenas lo compramos; sin embargo, la cuenta llega a fin de mes y realmente deseamos no haberlas usado nunca.

Pero, ¿qué pasa si pudieras usar la tarjeta y ahorrar esos intereses que a veces le quitan sentido al descuento tan bueno que encontramos? Si conocemos las reglas de juego del dinero plástico, podemos salir ganando.

Entonces, ¿cómo evitamos pagar intereses? Tenés que pagar TODA la deuda en la fecha de vencimiento. Si consumís al inicio de tu fecha de facturación, contarás con prácticamente un mes para pagar sin que te cobren intereses. Pero no interesa qué día lo pagués si es que harás el pago mínimo, se pierde el chiste ya que igual tendrás que pagar los intereses. Recordá, la idea es pagar la deuda completa.

Pero ¿cómo puedo pagar la deuda completa si me llevé media tienda a casa? Ahí está el truco, la recomendación es que con el fin de evitar los intereses, pongás como tope el máximo del pago que podrás hacer a fin de mes. Luego podrás regresar y comprar lo demás que necesités y volver a realizar la misma jugada. Recordá que los descuentos no valen de nada si pagamos en cuotas, ¡es lo mismo!

Si lo que te causa confusión es tu fecha de facturación, podés solicitar la información al banco cuantas veces querás hasta que todo quede claro. Es uno de tus derechos como consumidor. Para conocer los tipos de intereses que te cobran en el mundo del crédito, podés hacer click aquí.

Ten el número de tarjetas de crédito que te convenga y te permita mantener un equilibrio en tu vida financiera, y siempre elegí la entidad financiera que te dé el menor costo y mayor línea de crédito. Para comparar las tasas de interés que ofrecen por las tarjetas de crédito, utilizá nuestro comparador.

Por último, nunca te endeudés más allá de tres veces tus ingresos, así llevarás un control de tus deudas. Si quieres obtener más recomendaciones para aprovechar los beneficios de tus tarjetas, podés verlas aquí.