Obtené un buen préstamo en 3 pasos

Enviado por Equipo Comparabien el Vie, 27/03/2015 - 12:41
Si has estado posponiendo el arreglo de tu casa, la compra de unos electrodomésticos nuevos o hasta la compra de tu casa, puede ser el mejor momento para solicitar un préstamo bancario.

Ahorrar siempre es más recomendable, así juntamos la cantidad que necesitamos y pagamos nuestra compra sin intereses. Pero si ves que pasan los meses y no conseguís un buen monto de ahorro y que un crédito es lo que más te conviene, podés seguir estos consejos para asegurarte de obtener el mejor préstamo posible.

¡Cuidado! No tenés que salir corriendo y aceptar todo lo que te quieran ofrecer, porque hay varios factores a tomar en cuenta.

Paso 1: Revisá tu situación financiera.

Si tenés deudas, ¿cuánto te falta para cancelarlas? ¿Cuál es tu cuota mensual y cuánto es tu capacidad de pago? Tenés que sumar todos tus gatos regulares, incluyendo el pago de tus deudas, y ver cuánto dinero te queda disponible, ya que eso podrías destinarlo al pago de tu préstamo.

Podés solicitar tu reporte crediticio, así sabrás cómo te ven los bancos y si tenés buenas posibilidades de que te otorguen el crédito o no.

Paso 2: Compará tus opciones en Comparabien

Es momento de ver cuánto nos cobrarán los bancos por el dinero que solicitamos. Para eso, utilizá nuestro comparador de préstamos personales y colocá el monto que necesitás. Mirá cuál es la cuota mensual que tendrías que pagar en cada banco. Se recomienda que el pago mensual de todas tus deudas no exceda el 30% de tu sueldo. Ya en el paso anterior viste cuánto podrías pagar mensualmente, identificá la opción que más se acomoda a eso.

Si lo que buscás es financiar tu casa o apartamento nuevo o por construir, lo que necesitás es el comparador de créditos hipotecarios. Recordá que para obtener un crédito hipotecario necesitás tener entre el 20% y el 30% de tu cuota inicial ahorrada. Pero si vos todavía estás en el proceso, podés revisar estos consejos para el ahorro.

Paso 3: ¡Solicitá!

Ya sabes cuánto podés pagar, evaluaste las opciones y elegiste la mejor. Ahora, viene la parte de solicitar el préstamo.

Recomendaciones adicionales:
- Establecé el plazo de tu préstamo dependiendo de su finalidad. Mientras mayor sea el gasto, el plazo deberá ser mayor para que tus cuotas sean asequibles, pero ¡solo lo necesario! De lo contrario estarás pagando intereses por más tiempo.
- De ninguna manera saqués un préstamo para pagar otros préstamos.
- Si te pagan en pesos, solicitá el préstamo personal en pesos, es decir, endeudate en la misma moneda en que vienen tus ingresos.
- Asegurate que la fecha en la que se venza tu cuota sea una que se te acomode y realizá tus pagos puntualmente.