Perdiéndole el miedo a la tarjeta de crédito

Enviado el Vie, 20/02/2015 - 12:53
Usar tu tarjeta de crédito no tiene por qué asustarte. Adoptando hábitos financieros saludables, ¡tendrás todos los beneficios y te alejarás de las deudas!
Perdiéndole el miedo a la tarjeta de crédito

Si tenés un amigo o alguien de la familia que tiene muchas deudas, y la mayoría de ellas tienen que ver con sus tarjeas de crédito, es común que hayas empezado a temerle a ese pequeño plástico que parece tener el poder de volver nuestras vidas miserables.

También suele suceder que cuando la situación financiera se pone difícil, muchas personas tienen miedo de usar la tarjeta de crédito por temor a terminar hundidos en deudas.

Lo cierto es que las tarjetas de crédito, así como pueden ser causantes de muchas penas, también pueden ser una herramienta muy útil y facilitarnos la vida en muchas maneras. Todo está en el uso que hagamos de esta gran herramienta. La clave está en informarnos y conocer todo lo que debemos saber para ser un consumidor responsable y darle un excelente uso a nuestro crédito.

Aquí, algunas recomendaciones para convertirnos en consumidores responsables:

Conocé tu tarjeta al derecho y al revés.

Aunque te dé pereza, debes leer el contrato y los términos de tu tarjeta de crédito. Lo principal a tener en cuenta es el límite de crédito otorgado, la tasa de interés por compras, cuotas y disposición de efectivo, costos (mantenimiento, comisiones, etc.) y las fechas de pago.

Sé puntual en tus pagos

Que la fecha de corte no te sorprenda. Si te atrasas, los intereses empiezan a correr por cada día de atraso y lo peor, es que este interés suele ser mayor que el que ya estás pagando por tus compras.

No retires efectivo de la tarjeta

Las tasas de intereses son mucho más altas que las de una compra y además, se cobran ciertas comisiones por este retiro. Retirar efectivo, aunque te parezca una forma fácil de obtener dinero líquido, es una de las formas de darle un mal uso.

Pagá más del mínimo

Al realizar el pago mínimo tu deuda tardará más tiempo en cancelarse porque solo estás pagando los intereses del mes. Organizá tus gastos para que puedas pagar más y así acabar con tus deudas más pronto de lo pensado.

No excedas tu límite de crédito

El límite se debería establecer de acuerdo a tu situación económica y a los ingresos que recibís, así que gastar más de lo que podés pagar es una imprudencia. Por otra parte, si tenés el dinero suficiente para gastar más, tomá en cuenta que muchas tarjetas cobran una penalidad por pasarte del límite de crédito establecido, así que igual no conviene.

No olvides que en Comparabien.com puedes encontrar el comparador de tarjetas de crédito, donde verás todas las opciones del mercado así como los beneficios que cada una te brinda, para que puedes escoger la que más se acomode a tu perfil de consumo.

La educación financiera es fundamental para llevar mantener una buena situación financiera. Usando estos consejos, disfrutarás de usar tu tarjeta y a la vez te mantendrás alejado de las deudas.