Blog de Consejos

Suena el teléfono y al otro lado de la línea una voz muy amable te ofrece una tarjeta con buenas tasas de interés y beneficios exclusivos. “¡Qué padre!” es tu primer pensamiento, pero luego en tu cabeza comienza a sonar una sirena de emergencia haciéndote recordar que vos ya tenés un plástico. “¿Sería tan malo tener dos? ¿O tres? Pues de más de cinco no pasaré”, piensas de nuevo.

¿El sueño de la casa propia te da vueltas por la cabeza pero aún hay varias interrogantes sin respuesta que te carcomen los nervios? Aquí resolvemos diez de las preguntas más básicas que suelen tener los usuarios.

1. ¿Cómo saber si estoy listo para comprar una vivienda?

Las tarjetas de créditos, cuando hemos elegido las que más nos convienen, son como esas amiguitas que nos facilitan las compras al no tener que pagar todo apenas lo compramos; sin embargo, la cuenta llega a fin de mes y realmente deseamos no haberlas usado nunca.

Marcela saldrá de vacaciones a fin de mes y se muere por viajar al exterior. Ha calculado los gastos que haría y lo que ahora se pregunta es cómo obtendrá el dinero que necesita. Por otro lado, Antonio, quien también sale de vacaciones a fin de mes, quiere terminar de remodelar su estudio. Al igual que María, tampoco sabe cómo financiar esos gastos.

Muchos hemos llegado al banco llenos de papeles y entusiasmados por recibir el financiamiento que estábamos solicitando, ya sea para una casa nueva, un auto, negocio o algún gasto relativamente grande que necesitábamos hacer. Media hora después nos encontramos saliendo por la misma puerta que entramos pero esta vez con resignación y tristeza: Nos negaron el crédito.

Ahorrar siempre es más recomendable, así juntamos la cantidad que necesitamos y pagamos nuestra compra sin intereses. Pero si ves que pasan los meses y no conseguís un buen monto de ahorro y que un crédito es lo que más te conviene, podés seguir estos consejos para asegurarte de obtener el mejor préstamo posible.

Tranquilizate, ahorrar no es fácil pero para algunas personas es especialmente difícil por diferentes factores. Si este es tu caso, no te preocupés, lo que necesitás es un poco de organización y perseverancia. Implementá estos tips a tu vida diaria y verás cómo tus ahorros crecerán.

Tip 1: Estableciendo las bases

Comprar un seguro vehicular es proteger a los nuestros y a la vez proteger nuestra inversión ante posibles robos, accidentes y otros daños que pueda sufrir. Muchos saben esto y tienen la intención de adquirir uno, pero a veces suelen desanimarse por no saber exactamente qué es lo que deben buscar o sobre qué deben solicitar información.

Mantener un control de gastos o elaborar nuestro presupuesto muchas veces se hace difícil porque no tenemos el tiempo adecuado o no sabemos cómo hacerlo. En este post te presentamos cinco aplicaciones con las que puedes crear un presupuesto y mantener el control de tus gastos estés donde estés, sin necesidad de cuadernos, lapiceros y calculadoras.