Blog de Consejos

Si tenés un amigo o alguien de la familia que tiene muchas deudas, y la mayoría de ellas tienen que ver con sus tarjeas de crédito, es común que hayas empezado a temerle a ese pequeño plástico que parece tener el poder de volver nuestras vidas miserables.

Mientras para algunos San Valentín es una linda fecha, para otros es una preocupación más porque representa un gasto. Si vos estás en el segundo grupo, ¡tranquilo! No desesperes porque la ayuda ha llegado. Tomá nota a estos consejos para disfrutar al máximo de este romántico día y aún tener dinero para llegar a fin de mes.

Cuando no tenemos control sobre nuestros gastos, estar cortos de dinero o dejar de comprar algo importante para pagar alguna deuda igual de importante, se vuelve una situación común. Es por eso que lo recomendable es que cada persona -o familia- elabore un presupuesto que le permita organizar tanto el dinero que entra como el que sale.

Yo siempre le digo a todo el que es capaz de escucharme, que la paz financiera no llega por cuánto ganas sino por cómo se administra. Muchos piensan si solo ganara un poquito más todo estuviera bien. La gente que han dicho eso en el pasado es muy probable que hoy en día estén ganando más pero continúan sobreviviendo de cheque a cheque.

El mundial ha comenzado, y con él la fiesta junto a los amigos y la familia. No podemos decir "evite las fiestas si el presupuesto está ajustado" porque a pesar de todo es el mundial. Pero de alguna manera, podemos celebrar este evento sin dañar nuestro presupuesto y objetivos propuestos al inicio del año.

Nosotros como padres siempre queremos lo mejor para nuestros hijos. Queremos darles todas las cosas que nosotros no teníamos para asegurarnos que ellos progresen mejor que nosotros. Yo no veo nada malo en esto, excepto cuando veo a padres tratando de buscar tarjetas de crédito para sus hijos.

¿Cuándo fue la última vez que usted dejo su rutina diaria para ir a disfrutar unas buenas vacaciones? ¿Cuánto tiempo ha pasado? Si no tiene ni idea o no se acuerda, ya le toca.
Todos trabajamos muy duro, siempre con el pie al acelerador, a toda velocidad, pero si seguimos así, nuestra familia y bienestar se ponen en riesgo.

Bonita casa, bonito carro, plasma de 60 pulgadas pero duerme en el sofá de la sala porque la pareja no lo quiere en la recamara principal. Así puede ser su vida si confunde sus prioridades.

Esto del ahorro tiene que ver con la prioridad. Miren, si la vida de su hijo dependiera de una vacuna que cuesta $10 mil pesos y no le puede pedir prestado a su vecino o a su familiar. Si sólo tenía 30 días para juntar los $10 mil pesos, ¿usted cree que podría hacerlo? Claro que podrían. Es más no habría quien lo detenga para juntar esos $10 mil. ¿Por qué?

Tú vales lo que te pagan. No se me ofenda. Si cree que vale más entonces por qué no lo está ganando? Si hay algún tema que pica raspa patea muerde y empuja es este pero es un tema muy interesante porque nos confrontamos con la verdad. Si tu meta es ganar más entonces necesitas otra receta que te ayude a ganar más.