Blog de Consejos

Saber proteger nuestras finanzas es primordial para realizar una buena administración de nuestro dinero. Así como existen diferentes tipos de riesgos en el día a día, también lo hay en las finanzas, y esto tiene que ver directamente con la cantidad de tarjetas de crédito que tengas y la línea de crédito que tenga cada una.

Los depósitos a plazo fijo son una de las herramientas favoritas de los peruanos cuando se trata de ahorrar. La característica particular de este instrumento es que posee tasas de interés atractivas, por lo que permiten obtener mayores ganancias que las cuentas tradicionales. Sin embargo, tienen una condición: no puedes retirar tu dinero antes del plazo pactado.

La principal razón por la que el historial crediticio de una persona comienza a transformarse en uno negativo son los atrasos en los pagos. Al no cumplir con tus obligaciones, las entidades financieras te reportan como un mal pagador.

Al momento de solicitar un crédito, es importante fijar un plazo y una cuota mensual que no ponga en riesgo nuestro presupuesto. Esto es necesario para evitar atrasarnos y así cumplir con los pagos de manera puntual, trayendo buenos resultados para nuestras finanzas y nuestro historial crediticio.

Las tarjetas de crédito son herramientas buenas, pero seductoras, y es muy fácil que caigamos en un mal manejo y perdamos el control cuando de compras se trata. Si esto es algo que te pasa todos los meses y cada mes terminas pagando más de lo que deberías por tu tarjeta, y te impide de tener ahorros o invertir, deberías aplicar ciertos tips para cambiarlo.

Si bien las tarjetas de crédito son una herramienta muy útil para la adquisición de bienes y servicios, así como para crear historial crediticio, no podemos olvidar que debemos darles un adecuado manejo para mantener las finanzas bajo control.

Cuando se trata de las deudas, todos tienen algo para decir. Si bien hay casos de personas que manejan correctamente su dinero, también están aquellos que aún no han aprendido a hacerlo y, por diferentes razones, se ven inmersos en obligaciones financieras que incluso a veces no pueden cumplir.

Una de las preguntas principales al momento de solicitar un crédito tiene que ver con el plazo. ¿En cuánto tiempo tengo que devolverlo? Normalmente, existen plazos que van entre los dos a los cinco años, para la mayoría de las entidades, pero es posible encontrar algunos que duran seis años.

¿El año pasado fue bueno contigo y lograste ahorrar un dinerito? Ahora lo importante es que hagas algo con él para garantizar que se mantenga creciendo y que no pierda su valor. Pero, ¿cómo el dinero pierde su valor si las monedas o billetes son los mismos? Básicamente, si a inicio de año necesitabas X para comprar tres panes, a fin de año necesitarás XY para comprar lo mismo.

Algunos piensan que adquirir una vivienda es algo de “adultos”, y por adultos se refieren a estar casado y tener hijos. Sin embargo, adquirir una vivienda estando en los veintitantos y siendo soltero, no es una locura. Por el contrario, se trata de un periodo bastante positivo para hacerlo y cada vez son más los que se animan a intentarlo.